Al aproximarse a un semáforo con una o dos luces amarillas intermitentes, ¿qué hay que hacer?

a) Pasar con precaución.

b) Extremar la precaución y, si es necesario, ceder el paso.

c) Detenerse en las mismas condiciones que si se tratara de una luz roja fija.

Explicación

Una luz amarilla, o dos luces amarillas alternativamente intermitentes, obligan a los conductores a extremar la precaución y, en su caso, a ceder el paso. Además, no eximen del cumplimiento de otras señales que obliguen a detenerse.

Si continuas navegando en este sitio web aceptas el uso de cookies. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar