Al iniciar un tratamiento médico…

a) siempre se puede conducir.

b) hay que ser más prudente conduciendo.

c) nunca se puede conducir.

VER EXPLICACIÓN

Explicación

El conductor que padece una enfermedad y/o precisa un tratamiento con fármacos, debe conocer los posibles efectos negativos sobre la conducción. Al iniciar un tratamiento médico que pueda afectar nuestras aptitudes, conduciremos con más prudencia.