¿Cuál de las siguientes situaciones favorece la distracción al conducir?

a) Una carretera muy conocida.

b) Una situación de tráfico no compleja.

c) Conducir de día.

VER EXPLICACIÓN

Explicación

Cuando circulamos por tramos de vía que nos son muy conocidos, fácilmente podemos relajar nuestra atención a las situaciones del tráfico. Esta falta de atención puede provocar un accidente.
También favorecen las distracciones la baja luminosidad, por ejemplo circulando de noche, o una situación de tráfico excesivamente compleja.