El estado y comportamiento del conductor, ¿puede producir distracciones?

a) No.

b) Sí.

c) Sí, aunque sólo cuando se conduce por autopista o autovía.

VER EXPLICACIÓN

Explicación

Según diversos estudios, la mayor parte de las distracciones se relacionan de uno u otro modo con el estado y el comportamiento del propio conductor. Se ha comprobado que algunas de las causas más frecuentes de distracción al volante son las siguientes: Hablar por el móvil, circular bajo los efectos del alcohol, llevar niños alborotando o llorando, fumar al volante, tratar de expulsar un insecto del coche, etc.