El estrés produce en el conductor…

a) una mayor agresividad y un comportamiento imprudente al volante.

b) una mayor rapidez en la toma de decisiones.

c) una disminución de la fatiga.

VER EXPLICACIÓN

Explicación

El estrés puede alterar gravemente nuestras capacidades para conducir con seguridad, aumentando el nivel de agresividad, hostilidad y competitividad hacia los demás conductores. El comportamiento puede volverse más imprudente y se aceptan mayores niveles de riesgo al volante, por lo que la conducción se vuelve más temeraria.