La lluvia…

a) exige al conductor tomar más precauciones por la falta de adherencia de los neumáticos.

b) es un fenómeno atmosférico que no influye en la conducción.

c) mejora la visibilidad porque limpia el parabrisas.

Explicación

La lluvia disminuye la adherencia de los neumáticos a la calzada y dificulta la visibilidad.
Con la calzada mojada los neumáticos pierden adherencia aumentando la distancia necesaria para frenar, por lo que reduciremos la velocidad y aumentaremos la distancia de seguridad. Frenaremos siempre con suavidad para evitar un posible bloqueo de las ruedas.
Ante la disminución de la visibilidad producida por la lluvia utilizaremos las luces de cruce y en su caso las antiniebla.
La conducción con lluvia es más exigente y fatigosa para el conductor, por lo que realizaremos paradas de descanso con mayor frecuencia.